Cómo Podar Una Parra

Cómo podar una parra y cuándo es la mejor época

La vid (vitis vinifera) es una planta muy extendida en todo el mundo que requiere de unos cuidados específicos para poder dar su fruto. Su cuidado no es sencillo, pero si lo hacemos correctamente, en unos años, podremos conseguir recolectar unas uvas fantásticas. De ahí la importancia de saber cómo podar una parra.

Para poder mantener en perfectas condiciones la parra es necesario hacer una poda, por eso en este post veremos qué es la poda, cómo hacerla y cuándo es la mejor época del año para llevarlo a cabo.

Qué es la poda

La poda de la vid es una práctica que realizan los viticultores para así reducir la parte vegetativa de la vid con el principal objetivo de limitar su crecimiento hasta alturas elevadas y al mismo tiempo para mejorar el rendimiento y calidad de las uvas.

La vid, es por naturaleza una planta trepadora con troncos torcidos, que si se deja crecer con libertad puede llegar a alcanzar los 30 metros. De ahí la importancia de la poda y de cómo podar viñas, para poder reconducir y conseguir una excelente cosecha. Aquí se hace necesaria un técnica adecuada que nos ayudará a dar forma al viñedo.

Por mucho que se respete el ciclo biológico de la planta, la gran mayoría de las vides deben ser perfeccionadas en su evolución por el viticultor, de ahí la importancia de podar viñas.

La poda significa herida. Una herida que se hace en la parra y que queda abierta a la contaminación aérea con la probabilidad de que se infecte o se transmitan enfermedades de la vid. De ahí la importancia de saber cuándo podar la viña. Además el grado de afectación de cada enfermedad siempre va a depender de cada zona y del tipo de variedad de uva, por eso es importante el manejo adecuado de cada viticultor en este aspecto.

Cómo podar viñas

Podemos distinguir dos tipos de poda de una parra en función de si la parra es joven o vieja.

Por un lado está la poda de formación que se hace los primeros años de vida de la vid y cuya función y objetivo es dar una estructura y forma adecuada a la parra. Aquí tendrás que optar por qué forma quieres darle porque no es lo mismo podar una parra para dar sombra que para que nos proporcione una buena producción de uvas.

Y por otro lado está la poda de fructificación que es para podar parra vieja. Esta poda es para plantas de más edad y que ya cuentan con la forma adecuada, pero es necesaria para que la planta crezca lo más sana posible y que en consecuencia nos de unos frutos excelentes.

cómo podar una parra

  • Cómo podar una parra nueva o joven: poda de formación

La poda de formación, como hemos mencionado antes, se realiza durante los 3 ó 4 primeros años de vida de una vid y generalmente en invierno y en primavera. En principio, la primera poda debe hacerse el primer invierno tras haberse plantado la vid, aunque puede darse el caso de que la parra sea demasiado pequeña y haya que esperar al siguiente año.

Estas primeras podas determinan la forma y el tipo de la planta que podrán variar en función del clima de la región o del tipo de variedad o cepa.

Durante la primera poda de formación se recomienda elegir la rama más fuerte y recta de la vid, que de esa manera se convertirá en la rama principal. A continuación hay que podar las ramas más débiles hasta su base, y también podar el brote principal dejando 2 yemas si se trata de una planta de uvas negras o 3 si son uvas blancas.

En la siguiente poda de formación debes elegir de nuevo el brote más fuerte y corta los brotes más débiles, dejando el principal más o menos a unos 30cm de longitud.

Llegados a este punto es conveniente atar la rama a una guía y cuando crezca lo suficiente tendrás que pinzarla para que se ramifique.

  • Cómo podar una parra vieja: poda de fructificación

En el momento en el que la planta ha adquirido su forma definitiva, es el momento de comenzar con las podas de fructificación que sirven para mantener la forma y controlar su crecimiento. Esta poda también nos sirve para realizar un mantenimiento adecuado eliminando las partes en mal estado y que las ramas no se quiten sol entre ellas.

En este caso, para que la planta siga con un crecimiento adecuado, debes podar las ramas más viajes que ya no den brotes nuevos. Además también tendrás que podar cualquier rama que esté en mal estado o enferma, y elimina también los brotes nuevos que vayan a cruzarse con las ramas principales que puedan entorpecer el crecimiento o puedan tapar la luz.

La selección y reducción de sarmientos y yemas que brotan cada año nos permitirá que los racimos de las uvas se beneficien de una mayor insolación y de una mejor ventilación, aumentando de esta manera su calidad, rendimiento y resistencia a las posibles plagas.

Cuándo podar las parras

La elección de la época del año en la que podar parras de uva es muy importante ya que determinará su calidad y crecimiento. Por eso es importante recalcar que la poda de la vid debe hacerse cuando ésta esté en reposo vegetativo, ya que de otra manera la planta no habrá almacenado los nutrientes suficientes y se podrá debilitar y perder mucha energía.

Por eso se recomienda hacer esta poda entre el final del invierno y el comienzo de la primavera, cuando la planta produce una fructificación más abundante y óptima. Así pues podemos diferenciar dos épocas o tiempo de podar parra: la poda de invierno o poda en seco y la poda en primavera o poda en verde.

cómo podar una parra

  • Poda de invierno o poda en seco

Esta poda invernal se debe comenzar en el momento en el que las hojas comienzan a caer o cuando están más amarillas, a punto de caer y antes de que vuelvan a salir los brotes nuevos. Es decir, cuando la planta está en estado vegetativo o dormante y la circulación de la savia ha bajado.

La poda en seco o poda de invierno sirve para eliminar los sarmientos de la temporada anterior y también para cortar madera de dos años o más, favoreciendo así la regeneración de la planta.

Se recomienda no podar con temperaturas que sean demasiado bajas ya que las heladas hacen que la madera se vuelva quebradiza y se pueda astillar con los cortes. Además, las temperaturas bajas hacen que la madera tarde más en cicatrizar con la consecuencia de que pueda sufrir enfermedades como la yesca o eutipiosis.

En este estado vegetativo, la planta dará sensación de muerta ya que la parra queda seca a la vista pero en ningún caso hay que regar puesto que es normal ese estado de reposo.

  • Poda en verde

La poda verde o poda de primavera complementa la poda de invierno y solo se hace si han crecido demasiado los brotes, con el fin de rebajar el rendimiento de la planta y conseguir una calidad mejor en las uvas.

Este tipo de poda también sirve para eliminar los brotes que no interese que prosperen por ser potencialmente improductivos o por estar mal ubicados, para, de ese modo, no cargar en exceso la parra y obtener así mejores frutos.

Esta poda es interesante en las zonas en donde puede haber riesgos de heladas primaverales. Por lo general, la poda en verde se realiza al final de la primavera, cuando la vid ya ha brotado.

Como hemos mencionado anteriormente, en la poda se eliminan las yemas, los pámpanos o sarmiento verdes, las hojas que sobran y sobrecargan la planta y se quitan también los brotes que están mal ubicados y que serán poco fértiles porque no les llega bien a luz del sol o porque están rozando el suelo.

tabla de densidad de plantacion por hectarea

Consejos a la hora de podar viñas

Ahora que ya sabes cómo podar una parra y cuándo podar la viña, toma nota de estos consejos que seguro te vendrán muy bien para tu viñedo.

  • Identifica las ramas fuertes de las débiles o dañadas para cortar la parra correctamente.
  • Evitar la sobrecarga de la parra eliminando las partes y hojas que no sean necesarias.
  • Corta siempre las hojas secas o con aspecto de poder tener alguna enfermedad o plaga.
  • En función del tipo de fruto, es importante saber hasta dónde hacer el corte de la rama o de los sarmientos.
  • Utiliza siempre tijeras muy bien afiladas que te permitan dar cortes limpios para que resbale el agua.
  • Desinfecta siempre los productos con los que haces la poda antes de comenzar, para así evitar el contagio de enfermedades. Mantén las herramientas en buen estado de conservación.
  • Para evitar que se hagan heridas o se queden abiertas, hay que cortar en el entre medio de los nudos.
  • Para garantizar la salud del viñedo, es importante considerar un tratamiento que evite las plagas y los hongos que puedan afectar a la producción.
  • Puedes usar un espantapájaros para evitar que determinados animales se coman los frutos, les gustan mucho!