Cuidados De La Parra

Cuidados de la parra durante el año

La planta de uva es una de las plantas más agradecidas pero eso no quiere decir que no requiera de determinados cuidados y trabajos a lo largo del año. Para conseguir un producto de calidad hay que cuidar hasta el mínimo detalle de la producción, empezando siempre por el cuidado básico del viñedo y los cuidados de la parra.

Los buenos vinos se elaboran con materia de calidad alta, y para obtenerla es importantísimo que tengamos en cuenta todos y cada uno de los cuidados de la viña, sólo así conseguiremos los mejores caldos.

En este post hablaremos de cuáles son los cuidados básicos de la parra así como las tareas que hay que desarrollar para una evolución óptima del fruto.

 

Cuidados básicos de la parra

A continuación vamos a enumerar algunos de los cuidados básicos que hay que tener en cuenta a la hora de mantener en perfectas condiciones nuestra plantación.

– Es muy importante ir guiando año tras año la parra por la superficie por la que quieras que crezca, para que de esa manera ocupe el espacio que te interese. Para que esto ocurra es fundamental facilitarle un buen tronco de base y dos ramas fuertes.

– En caso de tener el viñedo en una zona muy fría, cuando llega el invierno se recomienda proteger las raíces de las bajas temperaturas colocando un aislante en la base. Y es que las heladas pueden afectar gravemente al crecimiento que la parra ha experimentado durante la primavera. Para proteger las raíces puedes usar hierbas cortadas, hojas secas, papel de periódico o cualquier otro material que las aísle del frío.

– A la hora de regar la parra es mejor hacerlo poco a poco, a intervalos, y siempre asegurándonos de no echar demasiada agua porque la parra necesita poca humedad y más sol y calor.

– Si hablamos de los frutos, cuando éstos empiezan a crecer hay que protegerlos de las picaduras de pájaros, avispas o cualquier otro insecto que las pueda perjudicar. Para ello podemos rodear los frutos con papel de estraza dejando la parte de abajo abierta. Otra opción es dejar unos pocos racimos libres para que las aves se fijen en ellos y dejen el resto sin tocar.

– En caso de plaga de insectos o de hongos es fundamental tomar las medidas necesarias y actuar con antelación para que no se pierda la cosecha y que podamos tener unos frutos de calidad.

 

Tabla densidad plantación por hectarea

 

Tareas y trabajos del viñedo

Ahora que ya hemos visto algunos de los cuidados de la parra es el turno de enumerar las tareas que hay que llevar a cabo para su óptimo desarrollo. En el momento en el que se termina la vendimia podemos comenzar con las tareas de mantenimiento y cuidados de la parra.

  • Poda

La poda es una labor que se realiza una vez al año y suele ser en invierno. Es en ese momento cuando se procede a cortar la parra para evitar la formación de cultivos intrincados. Con esto se consigue regular la producción y darle consistencia a la cepa y facilitar las labores de labrado de suelo.

La poda nos servirá para reducir la parte vegetativa de la planta, para limitar su crecimiento y mejorar su rendimiento. Hay que tener mucho cuidado a la hora de podar la parra para no abrir heridas que se infecten y sean el foco ideal para los hongos y otras plagas.

  • Espergura

cuidados de la parra

La espergura consiste en limpiar los troncos y eliminar todos los brotes herbáceos que han salido tanto en la madera vieja (el tronco y los brazos) como en los pulgares o las varas. Y es que estos brotes pueden afectar al aspecto de la cepa y encima con

sumen energía y humedad de la misma.

El objetivo de la espergura es definir exactamente las yemas que se dejan en la poda de invierno y mantener además el sistema de formación del viñedo. Además también es importante la espergura para equilibrar la planta después de la poda de invierno y estimular a su vez el crecimiento de los pámpanos. Esta tarea se realiza a mediados de abril.

  • Desniete

El desniete es una práctica que se hace en el viñedo para eliminar los brotes innecesarios para la cepa y una ramificación excesiva de los sarmientos que puedan impedir la correcta maduración de los racimos.

Su objetivo es darle a la planta una mayor aireación para que los nutrientes se dirijan a las bayas y no a las hojas. Esta práctica se suele hacer una vez finalizado abril.

  • Despunte

El despunte de la vid consiste suprimir la extremidad de los pámpanos o ramas, es decir, en recortar los sarmientos de la cepa. Se suelen cortar a una distancia parecida en todas las cepas aunque siempre dependerá del brío que tenga cada una de ellas.

El objetivo del despunte es evitar el desarrollo longitudinal de los samientos y a la vez favorecer el engrosamiento de la uva. El despunte se suele hacer a finales de mayo.

cuidados de la parra

Cuidados de la parra por estaciones

A lo largo de todo el año, las plantaciones de vid requieren de determinados trabajos para mantenerlas en las mejores condiciones posibles. Solo así conseguiremos unos vinos de calidad.

  • Invierno

Durante los primeros meses del año, entre enero y febrero, se realiza la poda en seco. Y es que en estos meses es cuando las hojas se empiezan a caer y la planta está en estado vegetativo. Es importante hacer la poda estos meses, antes de que empiecen a salir los nuevos brotes.

Esta poda en seco sirve para eliminar los sarmientos de la temporada anterior y dejar solo los pulgares que interesan, los de mejor calidad, para que la planta centre todos sus esfuerzos en ellos.

  • Primavera

Entre abril y mayo, recién llegada la primavera, es el momento de hacer la poda en verde y de arar y remover la tierra. Esta poda complementa a la de invierno y consiste en eliminar los brotes que no interesen por ser poco productivos o por estar mal ubicados. También se eliminarán las yemas, pámpanos o sarmientos verdes así como las hojas que sobran.

  • Verano

Al llegar los meses de verano hay que arrancar las malas hierbas y tratar las viñas contra posibles enfermedades. También es el momento de efectuar el riego por goteo y de ir controlando la viña hasta la vendimia.

Durante el verano también se emparran los nuevos sarmientos y se continúa con los tratamientos preventivos.

  • Otoño

cuidados de la parra

El mes de septiembre es uno de los más importantes puesto que es el momento de recoger el fruto que con tanto mimo hemos cuidado durante todo el año. Al finalizar la vendimia se abona la tierra con estiércol, fertilizantes o compost.

Como has podido comprobar el mantenimiento de un viñedo consiste en un trabajo minucioso y cuidado para conseguir los mejores vinos y de una excelente calidad.