Portainjerto de vid 41B

portainjertos de vid 41B

El portainjerto de vid 41B es uno de los patrones clásicos en razón, sobre todo, a su gran capacidad de adaptación a suelos calizos, ya que se cita una tolerancia de hasta el 40% de caliza activa y un 60% de caliza total.

Aunque en ocasiones estos umbrales pueden disminuir como consecuencia de un debilitamiento de la planta y un mal agostamiento otoñal que puede provocar el amarillamiento en primaveras muy húmedas. 

Tiene un vigor medio y su sistema radicular está formado por raíces gruesas poco numerosas y carnosas que llevan pocas raicillas, lo que explica la lentitud del primer crecimiento. Una vez conseguido éste y bien anclado en el terreno induce una gran producción en los injertos. Su ciclo vegetativo corto adelanta la maduración.

Adaptación al medio

Este portainjertos de vid se muestra medianamente resistente a la sequía y en suelos con subsuelo húmedo sufre debilitamientos importantes. Absorbe bien el magnesio del suelo. 

Su resistencia a la salinidad y a los nematodos es nula. Y se muestra poco adaptado a los suelos que son compactos.