Portainjerto de vid SO4

portainjertos de vid SO4

Este patrón se ha ido imponiendo en los últimos tiempos en muchas zonas vitícolas porque confiere a los injertos un desarrollo y una entrada en producción muy rápida y un gran vigor, que es capaz de mantener durante la vida de la plantación, contando además con que favorece la fructificación y adelanta la maduración.

Resistencia a los parásitos del suelo:

El portainjerto SO4 es bastante resistente a contenidos altos de caliza en el suelo, yendo muy bien en terrenos con subsuelo fresco y húmedo, pero la adaptación a suelos secos es bastante mala. Su resistencia a la salinidad es nula, y es resistente a los nematodos.

También es resistente a los nematodos (Meloidogyne sp.)

Este portainjerto de vid es sensible a la carencia de magnesio y tiende a agravar los problemas de desecación del raspón.