Botrytis Cinerea

Descubre qué es la Botrytis Cinerea o podredumbre gris de la vid

La botritis de la vid o botrytis cinerea es un hongo patógeno que suele atacar a todos los órganos verdes del viñedo aunque principalmente lo hace en los racimos. En este caso no solo la uva cosechada se ve afectada sino que también se reduce la cosecha y la calidad de las uvas es bastante peor, algo que repercute en la calidad posterior de los vinos.

En este post vamos a ver con detalle qué es la Botrytis cinerea, cómo aparece y cómo podemos combatirla para mantener nuestra cosecha en perfectas condiciones.

Qué es la Botrytis Cinerea

La Botrytis cinerea, más conocida en el mundo de la vid como podredumbre gris, es un tipo de hongo que ataca a todos los órganos verdes de la cepa. El mayor daño que provoca la podredumbre gris es que ataca a los racimos lo que deteriora de manera considerable a la uva y por lo tanto a la calidad de los vinos y mostos.

Es una de las enfermedades que más daño causan en el viñedo cuando se dan las condiciones climáticas adecuadas, con humedad y con lluvias, que tienen lugar durante el periodo de maduración de la uva, entre el inicio del envero y la vendimia.

Así pues podemos afirmar que la lluvia, el viento, la humedad así como los ataques de otras plagas que produzcan heridas en los órganos de la vid, son aspectos favorables para la entrada y desarrollo de la botrytis de la vid.

Desarrollo de la podredumbre gris en la vid

El hongo de la Botrytis cinerea inverna en los sarmientos, en la corteza y el las yemas de la cepa y al comenzar la primavera comienza con la infección.

Al llegar la primavera se produce la penetración en la planta formando conidias que se dispersan con el agua y el viento, entrando a través de las heridas provocadas por otro tipo de plagas de forma natural o en los tejidos cuando están algo debilitados.

En verano, las conidias también tienden a propagarse a través de las heridas provocadas en los granos por las polillas del racimo, el oidio, por el granizo y fuertes lluvias o por los animales, favoreciendo de nuevo la infección.

 

Tabla densidad plantación por hectarea

 

Daños y síntomas de la botrytis cinerea

La podredumbre gris produce desecados de los brotes y también seca las hojas jóvenes. Aunque los daños más importantes los produce al atacar a las bayas cuando empiezan a acumular azúcares. El hongo penetra a través de las heridas y se extiende a los granos de al lado llegando a formar fieltros densos que hacen que la baya se marchite.

  • Síntomas de la botrytis en las hojas

    Botrytis cinerea

El ataque de la botrytis en las hojas no suele tener gran repercusión económica y los síntomas se manifiestan en el borde del limbo en forma de necrosis o con aspecto de quemadura.

Si hay humedad en el ambiente y nos fijamos bien podemos ver sobre el borde de estas manchas un polvillo gris.

  • Síntomas en los sarmientos

En los sarmientos y brotes jóvenes, los primeros síntomas de la podredumbre gris aparecen en forma de manchas alargadas de color marrón y como ocurre en las hojas, si hay humedad, se cubren de un polvo gris-marrón.

Si el ataque es fuerte se pueden originar pérdidas de algunos de esos brotes jóvenes que tendrán como consecuencia la disminución de la cosecha y que algunas yemas ya no broten al año siguiente.

  • Síntomas en los racimos

    Botrytis cinerea

El daño que provoca el hongo de la Botrytis cinerea es mucho más evidente en los racimos y si la climatología es húmeda, todavía es más claro.

Durante la floración y cuajado de las bayas, el hongo de la botrytis se presenta en las inflorescencias y en el raspón del racimo en forma de manchas de color marrón.

Al llegar la época del envero y la vendimia los granos aparecen totalmente podridos con la superficie cubierta con un moho de color grisáceo que provoca la muerte de la zona atacada por el colapso de los vasos.

Cómo controlar la botrytis cinerea de la vid: tratamientos

Como en la mayoría de los casos de enfermedades de la vid, podemos encontrar tratamientos ecológicos o naturales y tratamientos con productos químicos.

  • Tratamientos ecológicos

Al ser un hongo, todos los métodos que favorezcan en cierta medida la circulación del aire y de la luz ayudarán a que el ataque sea menor. Cuanto más aire y sol encuentre el racimo mejor ya que menos le afectará la botrytis.

Esto lo podemos conseguir con podas intensas que permitan la máxima aireación de los racimos, con patrones de plantación que eviten un exceso de vigor de las cepas, con conducciones en espaldera en lugar de vaso, con plantaciones holgadas y amplias…

Botrytis cinerea

También es recomendable restringir el abonado nitrogenado para evitar así un exceso de vigor y también restringir el riego después del enverado ya que ésto favorece la acción de la botrytis.

Otra de las técnicas para evitar daños en los racimos es el deshojado y desnietado ya que ayuda a provocar menos follaje en la cepa, lo que hace que haya una mayor ventilación y que los productos aplicados contra el hongo penetren mejor sobre los racimos.

Por otro lado, la retirada de racimos afectados es otra de las medidas importantes para reducir el inóculo en las plantaciones. Hay que evitar los restos vegetales cercanos a la vid y la acumulación de racimos en el suelo durante las fases finales del cultivo.

El control de plagas también es importante a la hora de evitar la aparición del hongo de la podredumbre gris. Hay que controlar las plagas de mosquito verde, polilla del racimo, oídio… ya que ayudan a la propagación del hongo en las heridas que se han producido favorecen esta infección.

  • Tratamiento químico

En un primer momento del tratamiento químico hay que prestar atención a lo que hemos mencionado anteriormente sobre el control de plagas. Hay que evitar las heridas abiertas que producen la polilla, el oídio, el mosquito… ya que son una puerta de entrada para la botrytis.

El control químico de la botrytis cinerea está basado en el uso de fungicidas y puede hacerse con compuestos cúpricos si los ataquen son ligeros.

Actualmente hay una amplia gama de antibotríticos disponible pero hay que emplearlos de la manera más respetuosa con el entorno para no perjudicar a otro tipo de plantas o animales.

 

Cuándo controlar la aparición de la podredumbre gris

Los momentos críticos para controlar la botrytis cinerea o podredumbre gris son:

  • Fin de la floración
  • Inicio del cuajado del racimo
  • Cierre del racimo
  • Comienzo del envero: aquí hay que prestar especial atención.
  • Última aplicación 21 días antes de la vendimia

Pensando en estos momentos anteriormente citados, los tratamientos que se lleven contra la botrytis se harán de forma preventiva y siempre teniendo en cuenta:

  • Las condiciones meteorológicas sobretodo la humedad que será óptima para el desarrollo de la enfermedad cuando sea del 95% con una temperatura entre 17ºy 23º.
  • El vigor del cultivo.
  • La sensibilidad varietal.