Yesca De La Vid

Yesca de la vid: qué es y cómo se controla

La yesca de la vid es una enfermedad de la vid que puede darse tanto en climas cálidos como en climas templados y que tiene la capacidad de poder acabar con los cultivos de manera rápida. En España, por las particularidades de su clima cálido, es una enfermedad con un alto grado de repercusión y que, al no tener cura, es muy importante conocer cómo la podemos prevenir.

Qué es la yesca de la vid

La yesca de la vid es una enfermedad parasitaria muy común en el mundo de la viticultura producida por hongos (Stereum hirsutum Per. y Phellinus igniarius Fr.) que penetran en la madera de las cepas a través de determinadas heridas que se producen en el momento de la poda.

Una vez dentro de la madera, el hongo se multiplica y expande de manera muy rápida afectando a toda la planta, que puede morir en tan solo 10 días.

Cuando las temperaturas suben de una forma rápida, la mayor parte de los tejidos que están afectados por el hongo no pueden compensar la intensa evapotranspiración y la vegetación afectada se marchita de forma brusca.

La enfermedad actúa de forma rápida en terrenos arcillosos, profundos o frescos. Y de manera más lenta en suelos calizos o silícios.

Qué daños y síntomas produce la yesca de la vid

La yesca puede manifestarse de forma lenta o rápida o aplopéjica como vamos a ver a continuación.

  • Forma lenta de ataque de la yesca de la vid

La forma lenta de ataque de la yesca de la vid es la más frecuente y en ocasiones puede afectar a la vegetación de uno o más brazos de las cepas de la vid.

Los síntomas se suele iniciar en plena floración o en verano y los más comunes son la aparición de decoloraciones internerviales y también en los bordes de las hojas, que serán amarillentas en las variedades blancas y de color rojizo en las variedades tintas que confluyen y se van secando en el centro. Esto hace que las hojas terminen cayendo y los racimos pierdan peso pudiendo secarse.

  • Forma rápida de ataque de la yesca de la vid

El ataque rápido de la yesca se suele producir en climas más secos y en verano.

La vegetación de la cepa se marchita y las hojas pasan a verse de color verde grisáceo en muy pocos días. Al final las hojas se secan y termina cayendo en cuestión de días.

El ataque de la yesca puede darse sobre los órganos verdes o sobre los brazos y troncos.

Sobre los órganos verdes

Los síntomas sobre los órganos verdes de la yesca son como los que producen otras enfermedades que también afectan a la circulación de la savia y que consiste en que las hojas se van marchitando, así como las partes verdes de la planta.

Sobre brazos y troncos

En las cepas que están afectadas por la yesca, si cortamos el tronco podemos ver en el centro madera amarilla rodeada por una zona de madera oscura y un anillo de madera sana.

Las zonas más propensas al ataque de la yesca son aquellas que se han visto afectadas con heridas durante la poda, de un tamaño más grande al normal. Aunque si no penetran en el patrón puede volver a rebrotar.

Yesca de la vid

Cómo controlar la aparición de la yesca de la vid

En la actualidad no hay ningún tratamiento o control químico eficaz contra la yesca de la vid. Hay laboratorios que están probando determinados productos fisiosanitarios pero no terminan de ser efectivos.

Algunas de las recomendaciones para la prevención consiguen evitar la expansión del hongo y poder mejorar las cepas infectadas pero no se logra controlar la enfermedad totalmente.

  • Tratamientos preventivos contra la yesca

Al ser una enfermedad que se transmite por las heridas que se producen durante la poda, es recomendable mantener las herramientas de poda desinfectadas y limpias.

También se recomienda a los agricultores podar las cepas que están infectadas en último lugar, para evitar que podamos transmitir la enfermedad a cepas sanas.

La mejor manera de destruir los hongos de las cepas infectadas y muertas, es quemar los restos de poda que hayan podido quedar y así evitar que puedan terminar en una cepa sana.

Si se da la circunstancia de que la cepa está muy infectada, lo mejor es abrir el tronco que está infectado de yesca con un hacha. A continuación ponemos una piedra de gran tamaño encima para impedir que se cierre y que el hongo muera por falta de aire.

tabla de densidad de plantacion por hectarea